Fuente: C.E.M.L.A. (Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos), Independencia 20, Buenos Aires, Argentina.
 

Buenos Aires y el Mundo en 1916

En 1916 el mundo estaba convulsionado por la Gran Guerra -como se llamaba entones a la 1a. Guerra Mundial- y Buenos Aires vivía una relajada prosperidad. Europa ya había perdido más de un millón de soldados en la guerra, y los alemanes decidieron ese año atacar Verdun, en el nordeste de Francia,  que fue una batalla larga y sangrienta. En Francia las mujeres trabajaban en las fábricas, en los caminos, en los puertos. Mi abuela Suzanne, de hecho, tuvo que ir a trabajar a una fábrica de obuses en París, lo que le dejó unas quemaduras en los brazos que nunca se le borraron. Mientras tanto, en ese año, Hipólito Yrigoyen asume la presidencia en la Argentina  y declara al país neutral frente al conflicto mundial. La Argentina se había desarrollado velozmente a principios del Siglo XX y el salario de un peón industrial en Buenos Aires era superior a los de los Estados Unidos. En esas circunstancias, la inmigración europea hacia la Argentina fue una de las mayores que se registran en la historia.

Con su impresionante desarrollo arquitectónico, y su prosperidad económica, Buenos Aires se había transformado en la "París de América del Sur", y competía en lujo con las principales ciudades europeas.En la foto de la derecha, la Avenida de Mayo, cerca de 1920, donde se puede observar una estación del Subterráneo inaugurado en 1913, que fue el primero en Latinoamérica y uno de los primeros en el mundo.

français                                   english

En esa época Buenos Aires estaba ubicada entre las diez principales ciudades del mundo, no sólo a nivel demográfico, sino también artístico, cultural y económico.

 < Al Index